Cómo tener sexo en la primera cita

Si vas a tener una cita y tienes claro que quieres tener sexo en la primera cita, te recomiendo poner en práctica los siguientes consejos que te ayudarán a tener éxito en la cita. Y es que hay que impresionar para llegar al siguiente nivel.

Marcar los objetivos

Antes de quedar con la persona, tienes que tener claro cuáles son tus objetivos para actuar de una manera u otra. No es lo mismo querer tener sexo en la primera cita que querer ir poco a poco. No todo el mundo busca lo mismo. Si notas que tu pareja no busca lo mismo, entonces puede que la cita no te interese.

Si tu objetivo es tener sexo si o si, también puede ser una buena opción contratar a una profesional en Mallorca69.com, donde tener sexo será mucho más fácil. Y es que en ocasiones sale más barato pagar un poco que no tener que trabajarse el terreno y que luego no haya buenos resultados.

Preparación a la cita

Para tener sexo hay que impresionar a la otra persona, de aquí que haya que ir bien preparado para conseguir los objetivos buscados. Si la otra persona tiene rechazo al verte, la primera cita será un fracaso. Para evitarlo, siempre tienes que prepararte adecuadamente y así tendrás éxito.

Por ejemplo, aféitate, depílate, vístete sexy, perfúmate… lo realmente importante es impresionar a la otra persona y entrarla por los ojos desde el primer momento. Si la otra persona queda impresionada, te puedo asegurar que buena parte del trabajo lo tendrás hecho. Por supuesto, no cometas el error de prepararte demasiado o puedes crear el efecto contrario.

Confianza ante todo

La confianza es fundamental para crear una buena imagen en la primera cita. Pero si quieres tener sexo en la primera cita la confianza es más importante que nunca. No tengas miedo, es otra persona como tú. Si tienes confianza te puedo asegurar que todo irá bien. La presentación es muy importante para conseguir esa buena impresión, cuídala en la medida de lo posible para tener éxito.

No te tienes porque vender para tener éxito, sino que tienes que gustar a esa persona y para conseguirlo los inicios siempre son importantes. Romper un mal inicio puede costar bastante. Por este motivo se recomienda mostrar confianza en uno mismo para que el resto del camino sea mucho más sencillo.

Elige un buen lugar

Aunque pueda parecer mentira, el lugar de quedada y de la cita es importante a la hora de tener éxito con lo que estamos buscando. Si tenemos en cuenta los datos de los últimos estudios, los jóvenes tienen claro que una cita siempre tiene que ir acompañada de ir a tomar algo y sobre todo cenar en un restaurante. Por supuesto, para dar una buena impresión, la cena no debe realizarse en cualquier restaurante. Siempre hay que examinar las diferentes opciones para tener la seguridad de tener éxito. Por supuesto, el comportamiento en la mesa también es importante a la hora de dar una buena impresión.

Romper el hielo

Ahora llega el momento más importante, el momento de veros cara a cara. Ya tenemos claro que hay que dejar en casa la timidez, pero romper el hielo no siempre es fácil. Seguro que cuando tengas a la otra persona enfrente tendrás dudas. No lo pienses ni un minuto y rompe el hielo cuanto antes. Cuanto antes lo hagas, antes comenzará la conversación y mejor estaréis las dos partes. Si notas que hay silencios incómodos, lo mejor que puedes hacer es proactivo.

Y cuando vayas cogiendo confianza, no solo verás que las cosas comienzan a funcionar de una manera natural, sino que también podrás tener la certeza de que harás cosas que no habías planeado. Lo importante es que todo funcione lo más natural posible para poder obtener unos buenos resultados.

Tema de conversación

Tras romper el hielo, la cita debe alargarse un poco para que os podáis conocer un poco más a fondo. Para evitar problemas y que la cita sea un fracaso, te recomiendo hablar de temas en común a excepción de fútbol, política y religión. Si tocas esos temas, lo más seguro es que haya algún tipo de enfrentamiento y en consecuencia la cita pueda ser un fracaso. Como bien sabes, si la cita es un fracaso, no podrás conseguir el objetivo principal, tener sexo. Hay miles de temas de conversación, solo tienes que elegir uno. Luego la conversación irá girando hacia temas que os interesen a ambas partes. Y si puedes, intenta hablar de cosas del presente o ilusiones de futuro, es decir, intenta evitar hablar cosas del pasado, sobre todo hay que intentar hablar de los ex.

Usa el lenguaje no verbal

El lenguaje no verbal, es decir, los gestos y la postura del cuerpo pueden mandar un mensaje diferente al que queremos mandar. Para evitarlo, coge una postura adecuada y usa correctamente el lenguaje no verbal para mandar un buen mensaje a la otra persona.

Paso definitivo

Tras la cita es el momento definitivo, sexo sí o sexo no. Para evitar que la cita no te permita conseguir tus objetivos, si ves que tu pareja no da el primer paso, lánzate. La otra persona aceptará o se retirará. Lo importante es lanzarse y nunca irse a casa con la duda de que habría pasado si te hubieses lanzado.

Por supuesto, hay que respetar a la otra persona, sobre todo si no quiere ir tan rápido en la relación.